Reconocida desde que empezó

artículo abc 2009

ABC “Aguas Premium”. 12/06/2009.

1ª Edic. “Aguas del mundo. La gran selección de aguas”.

Autor; sommelier Faustino Muñoz Soria (2009).

CATA. La diferencia está en la cata.

Tradicionalmente hemos escuchado que el agua es incolora, inodora e insípida. Pero es el olor, el sabor y la apariencia, lo que analizamos cuando catamos un agua. El agua que nosotros ingerimos posee diferentes concentraciones de minerales disueltos y otras sustancias que confieren al agua diferentes propiedades sensoriales. Contra lo que cabría pensar, cada agua tiene sus matices y produce sensaciones muy diferentes.

Lebanza, de baja mineralización, sin la presencia de nitratos ni flúor, es extremadamente baja en sodio, con sólo 1,0 mg/l, y 1,4 mg/l de magnesio, así como con un bajo contenido en bicarbonatos, calcio y sílice que le confieren unas características sensoriales valoradas por su alta calidad.

Fuentes de Lebanza es transparente, brillante, con ciertos destellos ligeramente azules, sin defectos de olor, ligera, fresca, con un retrogusto mineral liviano pero apreciable y con una sutil sensación de limpieza, fluidez y frescor. El contenido en calcio proporciona cierta consistencia de textura, los bicarbonatos cierto cuerpo y la sílice, aunque está presente en baja concentración, permite identificar un ligero aroma mineral tras la ingestión del producto. Siendo muy agradable al paladar incluso a temperatura ambiente.

El agua de Lebanza además de quitar la sed y ser diurética, nos resulta ligera, fluida, fresca y con cierta percepción mineral carente de cualquier sensación negativa o de rechazo. Un agua sensorialmente equilibrada y beneficiosa que determina su preferencia por los especialistas y los consumidores.

Nuestra agua ha recibido, entre una multitud de aguas, varios premios Internacionales, entre ellos el Primer Premio en la Feria Internacional TERMATALIA 2010 y el Segundo Premio en su Edición 2011.

Revista OCU. Artículo sobre Fuentes Naturales. Ocu-salud 116 noviembre/diciembre 2014.

Análisis de varios manantiales, entre ellos el Manantial de Lebanza.

El agua en su origen está muy bien valorada.

“Conocí un agua maravillosa, en una cata a ciegas, en la Feria Alimentaria de Valladolid. Fuentes de Lebanza. Excepcional. En la misma feria, hice una cata a ciegas, tapando los nombres de siete marcas y con sesenta personas inexpertas en catas. En el número uno, por ejemplo, una persona levantó la mano. Cuando llegué al número siete, las sesenta personas levantaron la mano, era Fuentes de Lebanza. El gusto del consumidor también es un indicador”.

Carmen Garrobo, Directora y docente especialista en Análisis Sensorial de la ESCUELA ESPAÑOLA DE CATA, Presidenta de Asociación Profesional de Sumilleres de Madrid-ASUMAD, 2009 en ‘El Plan de Arola’ de la Cadena Ser'.

“Fuentes de Lebanza es una de las mejores aguas de España”.

Carmen Garrobo, Directora y docente especialista en Análisis Sensorial de la ESCUELA ESPAÑOLA DE CATA, Presidenta de Asociación Profesional de Sumilleres de Madrid-ASUMAD, 2019 en ‘El Cafetito’ de RNE.

“Fuentes de Lebanza, de bajo contenido mineral, permite una ingesta sin restricciones. Sigue los criterios de un agua mineral, adecuada para la preparación de alimentos infantiles, también, según la normativa de los Estados miembros europeos, tiene autorizada la afirmación de ser un agua recomendada para dietas bajas en sodio. Además, tiene la cantidad de calcio y magnesio que ha demostrado tener un efecto protector sobre las enfermedades cardiovasculares”.

Dr. Maurice J. Arnaud. Experto en Nutrición y Bioquímica, Exdirector del Instituto de Agua de Nestlé y Exvicepresidente de Coca-Cola (2012).

“El agua de Lebanza es extremadamente transparente, brillante, incluso con ciertos destellos ligeramente azules, sin defectos de olor, ligera, fresca”.

Dra. Mª Asunción Alonso Gaite. Experta en Análisis Sensorial (2013).

“Por su análisis, la podemos clasificar como bicarbonatada cálcico- magnésica de mineralización débil y muy ligeramente clorurada y sulfatada y muy baja en sodio. Lo que supone una composición idónea y muy equilibrada para su consumo como agua de mesa. Con unas excelentes cualidades digestivas que ayudan a la degustación de platos fuertes y con una cata que permite disfrutar de los sabores delicados sin enmascararlos”.

Fernando Pedrazuela González. Ingeniero de minas experto en hidrogeología y aguas mineromedicinales (2014).